¿Cuál es la temperatura perfecta para almacenar y servir el vino?

El alcohol y otras bebidas pueden ser costosos y debe hacer hincapié en almacenarlos y servirlos correctamente a una temperatura ideal. Esto realza el sabor y le permite sentir la combinación única de sabores que contiene. Si tiene una colección de vinos, asegúrese de almacenarla de manera segura y correcta.

En este artículo, obtendrá información sobre algunos consejos útiles y las condiciones perfectas para almacenar y servir el vino.

Guía para conservar y servir el vino a la temperatura perfecta

1. La temperatura perfecta para conservar el vino

Fuente:facebook.com

La temperatura es un factor muy importante a considerar al almacenar el vino. Puede afectar la calidad y el sabor si no se almacena adecuadamente. Deben almacenarse a temperaturas frescas independientemente de su tipo y calidad. Puede almacenarlos a una temperatura que varía entre 45 °F y 65 °F. (6°C a 18°C)

Es importante almacenar el vino a una temperatura perfecta para evitar que los productos químicos reaccionen, aumentando su esperanza de vida y también permitiéndole conservarlos por un período más largo. Esto también evitará el envejecimiento prematuro del vino y los sabores y la fragancia se mantendrán intactos.

El vino suele ser de dos tipos diferentes, es decir, tinto y blanco. 55°F (12°C) es la temperatura perfecta para almacenar vino tinto. Unos pocos grados hacia arriba o hacia abajo no causarán ningún efecto y también depende un poco de la calidad del vino. Debes concentrarte en mantener la temperatura constante. Asegúrese de que la temperatura no supere los 70 °C (20 °F) a toda costa.

La temperatura perfecta para el vino blanco también es la misma. Una vez más, debe hacer hincapié en mantener la temperatura constante y unos pocos grados. Un almacenamiento/cuarto dedicado lo ayudará a conservarlos por más tiempo.

2. La temperatura perfecta para servir el vino

Fuente:grape-to-glass.com

El vino debe servirse a una temperatura ideal para proporcionar a sus papilas gustativas una experiencia de todos los sabores delicados. Servir el vino a una temperatura ideal realzará el sabor y le permitirá experimentar todos los sabores únicos presentes en él.

Al igual que otras bebidas, el vino sabe mejor cuando se sirve frío. Debe servirse unos grados por debajo de la temperatura ambiente, es decir, entre 62 °F y 68 °F (15 °C y 20 °C). No afecta mucho, pero es mejor servir el vino blanco a una temperatura ligeramente más baja, entre 46 °C y 55 °C (8 °F y 12 °F).

Evita servir las claras por debajo de los 45 grados para mantener intactos los sabores y el aroma y servirlas a más de 55 grados hará que quede flácida. Del mismo modo, con los tintos, evite servirlo a menos de 55 grados para evitar un sabor amargo y ácido y servirlo a más de 65 grados lo hará insípido y arruinará su botella.

El calor, la luz y la humedad excesivos pueden arruinar el sabor, así que asegúrese de que la botella se enfríe hasta que esté vacía. Una vez tú abre la botella de vino no es posible almacenarlo por un período más largo. Puede guardarlo en el refrigerador a corto plazo, como unas pocas semanas.

3. Dedica almacenamiento para tus bebidas

Fuente:newenergyworks.com

El almacenamiento dedicado para sus bebidas siempre es beneficioso para evitar el envejecimiento prematuro y mantener intactos los sabores y el aroma. Es importante guardar las bebidas en una habitación oscura y fría. Almacenarlo a largo plazo en el refrigerador o en los estantes de su cocina arruinará el sabor.

Una sala de almacenamiento dedicada le permitirá almacenar sus bebidas de forma segura. Además, puede guardarlo en un lugar oscuro y fresco donde estará a salvo del calor, la luz y la humedad. Si tiene una colección de vinos, asegúrese de mantener una temperatura constante.

Si vive en un lugar con un clima cálido y tropical, las instalaciones de almacenamiento son obligatorias. Evite las fluctuaciones de temperatura y mantenga la instalación a salvo de la luz intensa. Esta es la razón por la que la mayoría de las instalaciones de almacenamiento de bebidas se construyen bajo tierra. También puede convertir su garaje en una sala de almacenamiento de bebidas.

4. Conserva tus vinos de forma estable

Fuente:webstaurantstore.com

Junto con la temperatura, también es importante almacenar el vino estable en la posición correcta. Recuerda siempre mantener las botellas en posición horizontal. Esto evitará que el corcho de la botella se seque. Mantener las botellas de vino en posición vertical durante un período prolongado puede provocar que el corcho se seque.

Los corchos secos pueden generar grietas que pueden hacer que el vino quede expuesto al aire. Una vez que se expone al aire, ya no es adecuado almacenarlo a largo plazo. El aroma se desvanecerá lentamente y los químicos reaccionarán con el aire y estropearán el sabor después de unos meses. Esta es la razón por la cual las botellas de vino de la marca se envuelven en celofán.

Si está buscando botellas y tazas de plástico para todo tipo de bebidas y bebidas, diríjase a este sitio web reduceeveryday.com y compre entre una amplia gama de productos de diseñador personalizables para cada ocasión.

5. Las botellas abiertas deben almacenarse correctamente

Fuente:winemag.com

Si planea guardar la botella de vino después de abrirla, asegúrese de guardarla correctamente. Una vez que se abre la botella, se puede almacenar hasta 3-5 días en el refrigerador. Después de eso, los sabores comenzarán a desvanecerse lentamente y se volverá insípido y sin alcohol en un par de semanas.

Puede aumentar su vida útil de días a semanas almacenándolo de la manera correcta y lo ayudará a conservar los sabores y cualidades únicos. Mantenga el corcho en un lugar seguro y vuelva a taparlo herméticamente de la misma manera antes de abrir la botella. Envuélvalo con celofán para evitar un mayor contacto con el aire.

La línea de fondo

Almacenar y servir el vino a una temperatura perfecta es muy importante o de lo contrario puede arruinar su botella cara. No podrá disfrutar de todas las cualidades y sabores de la bebida. Asegúrese de que la temperatura no sea ni demasiado alta ni demasiado baja para almacenar y servir.

Si tiene una gran colección de vinos, es mejor que tenga una sala de almacenamiento dedicada para almacenarlos adecuadamente a largo plazo. Además, guárdelos horizontalmente en un estante para mantener el corcho húmedo y mojado. Siga esta guía para almacenar y servir el vino a la temperatura perfecta.