¿Cómo saber cuándo pedir o plantarse en el blackjack?

Estar interesado en algo y hacerlo por diversión generalmente significa querer mejorar y disfrutarlo aún más. Cuando alguien tiene una actividad que considera su apasionante hobby, es natural que quieran practicarlo, descubrir nuevas estrategias para hacerlo a un nivel superior y ganar más que antes. Apenas importa qué es y qué tan competitivas pueden ser las cosas. Ya sea un deporte, un videojuego en línea, una forma de arte o algo individual que puedas hacer solo, ser mejor en algo de lo que alguna vez fuiste es el objetivo final.

Por supuesto, para algunas actividades se trata de ganar porque sin eso no puede haber diversión. Cuando se trata de ganar y divertirse o de perder y no disfrutarlo realmente, uno tiene que ser lo mejor posible en la actividad para seguir disfrutándola. Un ejemplo de esto son los juegos de azar en los que cualquier cosa que no sea ganar se considera un fracaso. La razón de este extremo es la naturaleza misma del juego y el hecho de que ganar es igual a ganar dinero mientras que perder es igual a perder dinero. No importa el juego que elijas, el resultado final suele ser el mismo. Si fuiste lo suficientemente bueno e hiciste los movimientos correctos, además de tener la suerte, ganas dinero. Si no, no gana nada y en realidad pierde lo que depositó.

Para ciertos juegos todo se trata de la suerte porque no se basan en nada relacionado con la habilidad y la experiencia. Las máquinas tragamonedas son el mejor ejemplo de esto, donde en realidad no puedes mejorar con el tiempo. Pero con otros juegos, un pequeño número de ellos pero aún así, puedes aprender y mejorar tus métodos para ganar y eventualmente mejorar. Uno de esos juegos es el blackjack, el famoso juego de cartas que ha sido popular durante décadas, incluso siglos. El juego tiene un buen equilibrio de habilidad y suerte involucrados, lo suficiente como para permitir que aquellos que lo estudian y mejoren mejoren eventualmente. En este artículo te ayudamos a hacer esto mientras hablamos de una de las cosas más importantes en el blackjack, que es cómo saber cuándo es el momento adecuado para pedir o plantarse. Siga leyendo para obtener más información y asegúrese de visite aquí para probar lo que has aprendido.

¿Qué significa eso?

Fuente:twitter.com

Antes de hablar sobre qué hacer en un juego de blackjack y cuándo, primero debemos establecer los conceptos básicos y hablar sobre lo que significa todo. Al jugar una ronda de blackjack, hay dos opciones posibles para el jugador. Pueden pedir o plantarse. Pedir significa señalar al crupier y solicitar una carta extra. Hacer esto se puede hacer tocando la mesa o diciéndoselo. Por otro lado, plantarse significa mantener su total, no solicitar una carta y finalizar el turno. Esto generalmente se hace agitando la mano, generalmente de manera horizontal. Entonces, ¿cuándo haces cualquiera de los dos y cuáles son las reglas detrás de esto? ¿Hay algo más que reglas y cómo puedes ganar más? Pedir o plantarse depende de la mano de blackjack que tenga el crupier, así que sigue leyendo para saber cómo interpretar la situación.

Cuándo pedir y cuándo plantarse

Fuente:youtube.com

El peor escenario para el jugador, o más bien uno de los peores, es cuando el distribuidor de blackjack tiene un as en la mano. Para ganar, su mano debe tener 17 o más, ya que el crupier tiene muchas posibilidades de obtener una carta de valor 10, como un 10, una jota, una reina o un rey. Si terminan con esa carta, el jugador necesita una mano fuerte para vencerlos. Si actualmente tiene una mano de 10, o una mano de entre 12 y 16, debe pedir. Alternativamente, cuando tienes una mano de 17 o más, es mejor plantarte. Tener un as le da al jugador la oportunidad de tener una mano de 21 si consigue.

Hay muchas situaciones que dictan lo que el jugador debe hacer con su movimiento. Por ejemplo, si el crupier tiene cartas como un 7, un 8 o un 9, no puede hacer un blackjack y ganar. Por lo tanto, las posibilidades del jugador aumentan automáticamente. Aún así, el crupier aún puede hacer una mano de 17 o más, por lo que el jugador nuevamente necesita una mano fuerte para seguir compitiendo. Cuando tienes 9 o menos, o entre 12 y 16, es mejor pedir. Si tiene un total de 17 o más, debe plantarse.

Además, hay situaciones en las que es una práctica común golpear. Por ejemplo, normalmente es normal pedir carta con 8 o menos, pero plantarse con 12 o más. Esto es especialmente cierto si el crupier tiene una carta que es un 4, un 5 o un 6. Si el crupier tiene un 3, siéntete libre de pedir carta con todo lo que esté por debajo de 9 y con 12, pero plantarte con todo lo que tenga 13 o más. Finalmente, si el crupier tiene un 2, es mejor pedir con 9 o menos y, de nuevo, plantarse con 13 o más.

Conclusión y conclusiones

Fuente:youtube.com

El blackjack se considera un juego de apuestas moderado en términos de dificultad, especialmente en comparación con el póquer. Pertenece a un trío de juegos de casino clásicos que están presentes en todas partes, junto con póker y ruleta También es un juego en el que no juegas contra otros jugadores sino contra el crupier, lo que significa que en general es más fácil y directo. Las reglas y tácticas mencionadas anteriormente pueden parecer difíciles al principio, pero eso es normal. Todo es difícil en teoría y mientras estás leyendo las instrucciones. Una vez que empieces a hacerlo o simplemente lo pienses en una situación real, te darás cuenta de lo fácil que es en realidad. Intente implementar estos movimientos cuando la situación lo requiera y ya no tendrá que luchar para elegir entre golpear o plantarse sin importar el momento.